Preguntas Frecuentes Profesionales

  • Publicado el Miércoles, 01 Julio 2015 21:06
  • Visto: 3519

¿Un Naturópata es un "terapeuta" y realiza "terapias"?

ARGUMENTOS METODOLÓGICOS SEGÚN DISTINTOS AUTORES

Primero

El autor que más explícitamente habla del abandono del término terapéutica para referirse a la tecnología Naturopática es Manuel Lezaeta Acharán[1] , quien lo expresa de la siguiente manera: "La medicina, cualquiera que sea su nombre, siempre actúa sobre dos fundamentos convencionales: La Patología que es estudio de las enfermedades y Terapéutica, que enseña procedimientos para combatir dichas enfermedades", y continua diciendo "mi sistema[2] se desentiende en absoluto de la Patología y la Terapéutica, y se dirige solo a la normalidad funcional, es decir, a la salud enseñando al sujeto a recuperarla o conservarla mediante el Equilibrio Térmico de su cuerpo y para obtenerlo bastará con el uso adecuado de los agentes naturales de vida, aire, agua, luz, sol, tierra y alimentación conveniente a base de frutas y ensaladas crudas".

Segundo,

Los autores[3] que profundizan sobre la no utilización del término terapia en Naturopatía son Pierre Marchesseau y Grégoire Jauvais[4] quienes teorizan en los siguientes términos: "Los métodos terapéuticos son métodos de socorro, de extrema urgencia; por muy útiles que sean en determinadas circunstancias, continua siendo <<incompletos>>, muchas veces peligrosos, y dan una falsa seguridad. Es bueno conocer sus límites y no pedirles más de lo que pueden dar", y continúan diciendo "Otras técnicas deben intervenir: los <<métodos de salud>>, destinados a mantener los órganos intactos y, en caso de necesidad, a restaurar las funciones principales y los órganos que presiden la vida. Esos métodos pertenecen particularmente a la Naturopatía".

 

Y para concretar más:

El concepto de "métodos de salud" propone[5] la utilización de otro sufijo, que no sea el de terapia, para referirse a los Agentes Naturales de Salud; es decir plantean su sustitución por la terminación "técnia". Dicen textualmente:"Ej. "masoterapia (medicina por las manos), masotécnia (higiene por las manos).

Terapia=medicina;

Tecnia=Higiene".

 

ARGUMENTOS  DE ÍNDOLE CORPORATIVO Y DEONTOLÓGICOS

En el código deontológico

Aprobado por la Federación Internacional de Naturopatía, en 1986 en Paris, en su artículo 3º, punto 3 dice "Ne jamais utiliser le mot "thérapie" mais designer l'agent naturel par un synonyme de portée plus generale[6]".

 

Y en el artículo 10, punto (4), del Estatuto General de la Naturopatía

Dice: "Los Programas de Salud, elaborados por el Naturópata, no tendrán finalidad terapéutica..."

 

ARGUMENTOS DE ÍNDOLE JURÍDICA

En el Real decreto 1809/1991, de 13 de diciembre,

Por el que se modifica la reglamentación Técnico-Sanitaria para la elaboración, circulación y comercio de preparados alimenticios para regímenes dietéticos y/o especiales, aprobada por el Real Decreto 2685/1976, de 16 de Octubre, refiere en el artículo 20.5 "El etiquetado y las modalidades utilizadas para ello, la presentación y publicidad de los productos mencionados en el art. 2º no deberán atribuir a los mismos propiedades de prevención, de tratamiento o de curación de una enfermedad humana ni evocar tales propiedades[7]"          

 

 

En el Real Decreto 1907/1996, de 2 de agosto

Sobre Publicidad y Promoción Comercial de Productos, Actividades o Servicios con pretendida finalidad sanitaria. En el Artículo 3. Publicidad de medicamentos y productos sanitarios recoge:

 

1.        La publicidad de las especialidades farmacéuticas y de los productos sanitarios se rigen por su normativa especial.

 

2.       En todo caso, está prohibida la  publicidad de fórmulas magistrales, preparados oficinales y  productos en fase de investigación clínica.Y en el Artículo 4.

Y en el Artículo 4.

Prohibiciones y limitaciones de la publicidad con pretendida finalidad sanitaria, salvo lo establecido en el art. 3.1 de este  Real Decreto, queda prohibida cualquier clase de publicidad o promoción directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria en los siguientes casos:

1.       Que se destinen a la prevención, tratamiento o curación de enfermedades transmisibles, cáncer y otras enfermedades tumorales, insomnio, diabetes y otras enfermedades del metabolismo.

2.       Que sugieran propiedades específicas adelgazantes o contra la obesidad.

3.       Que pretendan una utilidad terapéutica para una o más enfermedades, sin ajustarse a los requisitos y exigencias previstos en la Ley del Medicamento y disposiciones que la desarrolla.

4.       Que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta.

5.       Que utilicen como respaldo cualquier clase de autorizaciones, homologaciones o controles de autoridades sanitarias de cualquier país.

6.       Que hagan referencia a su uso en centros sanitarios o a su distribución a través de oficinas de farmacia.

7.       Que pretendan aportar testimonios de profesionales sanitarios, de personas famosas o conocidas por el público o de pacientes reales o supuestos, como medio de inducción al consumo.

8.       Que pretendan sustituir el régimen de alimentación o nutrición  comunes, especialmente en los casos de maternidad, lactancia, infancia o tercera edad.

9.       Que atribuyan a determinadas formas, presentaciones o marcas de productos alimenticios de consumo ordinario, concretas y específicas propiedades preventivas, terapéuticas o curativas.

10.   Que atribuyan a los productos alimenticios, destinados a regímenes dietéticos o especiales, propiedades preventivas, curativas u otras distintas de las reconocidas a tales productos conforme a su normativa especial.

11.   Que atribuyan a los productos cosméticos propiedades distintas de las reconocidas a tales productos conforme a su normativa especial.

12.   Que sugieran o indiquen que su uso o consumo potencian el rendimiento físico, psíquico, deportivo o sexual.

13.   Que utilicen el término "natural" como característica vinculada a pretendidos efectos preventivos o terapéuticos.  (por ejemplo terapia natural, medicina natural…

14.   Que atribuyan carácter superfluo o pretenda sustituir la utilidad de los medicamentos o productos sanitarios legalmente reconocidos.

15.   Que atribuyan carácter superfluo o pretendan sustituir la consulta o la intervención de los profesionales sanitarios.

16.   Y, en general, que atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos que no estén respaldados por suficientes pruebas técnicas o científicas acreditadas y expresamente reconocidas por la Administración sanitaria del Estado.

 

EJEMPLOS DE EXPEDIENTES ABIERTOS A PROFESIONALES NATURÓPATAS

Ejemplo n. 1: Del 4-JUNIO-2012 ORDEN CONSEJERIA COMUNIDAD DE MURCIA

Ejemplo n. 2: RESOLUCIÓN 27-1-2012

 

ENLACES DE INTERÉS

El veredicto tuvo en cuenta los fallos de otros casos similares de terapeutas que ejercían actividades sanitarias sin licencia

ARGUMENTACIÓN DE ÍNDOLE SEMÁNTICA

En donde se encuentra tanto el origen del término[8] como su encuadramiento como parte de la medicina, por tanto su uso en otra disciplina científica seria practicar el filibusterismo semántico y el intrusismo pseudocientífico, en este sentido encontramos las siguientes definiciones:

 

En el diccionario de la Real Academia Española[9]

El término Terapéutica se define "Parte de la Medicina que enseña los preceptos y remedios para curar". Y en el Diccionario terminológico de ciencias médicas (ed. Salvat, Barcelona 1981), se define el término terapéutica de la siguiente manera: "Parte de la medicina que se ocupa del tratamiento de las enfermedades, ciencia o arte de curar o aliviar, que comprende el estudio de los medios propios para este fin". 

 

Y el término Terapeuta

Del griego (therapeuein) significa "servir, cuidar"; y según el Diccionario de la lengua española[10] también se refiere a Terapeuta como "Dícese del individuo de una antigua secta religiosa que observaba algunas prácticas cristianas". Y ampliando la definición[11], encontramos: "Dícese de uno de los monjes anacoretas judíos de la secta de los esenios, o de doctrina afín a la de éstos, cuyo centro fue Alejandría de Egipto. Florecieron durante los primeros siglos de la Iglesia".

 

CONCLUSIÓN:

Por diversas cuestiones

Por cuestiones de método, jurídicas, corporativas y deontológicas, semánticas y etimológicas, se exige el abandono radical y la no utilización[12] del término Terapéutica, Terapia o Terapéutica en el Corpus Naturopaticum. Para ello, y dentro del marco teórico expuesto, proponemos utilizar el término Higiene[13], para referirnos a la utilización de los Agentes Naturales de Salud, es decir en su aplicación en el Programa Personal de Salud con finalidad higiénica[14] y, por tanto, el término para definir a los Agentes Naturales de Salud sería posponerle el sufijo higiene[15], por ejemplo, Hidroterapia = curación por el agua; Hidrohigiene = Salud por el agua; Fitoterapia = curación por las plantas; Fitohigiene = Salud por las plantas[16]...

 

Disciplina científica

Estos conceptos nucleares demuestran la configuración sistemática de la Naturopatía como disciplina científica autónoma y abren vías de investigación para sucesivas aportaciones en línea con la configuración de la Naturopatía como área del saber humano.

 


[1]La Medicina Natural al Alcance de Todos (ed. CEDEL, Barcelona, 1977) pag. 8. Cuando Manuel Lezaeta Acharan escribió está obra ya había comenzado la historia de la Naturopatía, y es lógico que en los albores de la misma todavía se estuvieran esbozando los principios fundamentales, en este sentido aunque Lezaeta no tuviera su titulación de Naturópata si es cierto que escribió y actuó según los cánones del criterio Naturopático.

[2] Se refiere a la Doctrina Térmica de la Salud

[3] Los dos autores mencionados son Naturópatas titulados en USA y GB

[4] Curso Completo. Teórico y Práctico de Biología Naturopática (ed. U.S.H, Burdeos (Francia), 1970, traducido al portugués por Maria Amelia Bárcia y Antonio Manuel Bárcia, Ed. Natura, Lisboa.) pag. 74.

 

[5] op. cit., pag. 192

[6] No utilizar nunca la palabra "terapia", pero designar el agente natural con un sinónimo  de alcance más general.

[7]Algunas empresas de fabricación de productos herbodietéticos advierte de este hecho, indicando en las informaciones a los profesionales lo siguiente: "Por razones legales y jurídica este tipo de información, no puede poner a disposición del público, ya que los productos destinados al uso dietético no pueden llevar indicaciones terapéuticas ni dosificaciones. Por lo cual, rogamos al personal especializado (único al que van destinado estas informaciones), queno lo divulguen a personas no competentes (público en general). En caso de dársele un usodistinto del indicado, nos reservamos el derecho a recurrir a la vía legal, en salvaguarda de nuestros derechos."

 

[8] Algunas empresas de fabricación de productos herbodietéticos advierte de este hecho, indicando en las informaciones a los profesionales lo siguiente: "Por razones legales y jurídica este tipo de información, no puede poner a disposición del público, ya que los productos destinados al uso dietético no pueden llevar indicaciones terapéuticas ni dosificaciones. Por lo cual, rogamos al personal especializado (único al que van destinado estas informaciones), que no lo divulguen a personas no competentes (público en general). En caso de dársele un uso distinto del indicado, nos reservamos el derecho a recurrir a la vía legal, en salvaguarda de nuestros derechos."

[9] ARISTOS, diccionario ilustrado de la lengua española (Ed. Ramón Sopena, Barcelona, 1982).

[10] op. cit., pag. 606

[11] Véase la obra de Filón de Alejandría sobre los Terapeutas

[12] Diccionario Enciclopédico Universal CREDSA (Ed. CREDSA, Madrid-1970) T. VIII, pag. 4208

[13] En referencia estricta al uso clásico del vocablo Higiene Vital.

[14]Finalidad Higiénica o Salutista; aunque quizás sea preferible utilizar en algunos momentos este segundo término que invita a una confusión menos ostensible con el termino higiene (aunque la apellidemos "Vital"), si no véase el concepto de Higiene dogmática utilizado por el Dr. Letamendi en la revista "La Salud" (1874), y el término higionomía (higiene bionomía integral) utilizado por el Dr. Palafox en la revista "Cuadernos de Bionomía" (1950).

[15] Sobre todo con las denominaciones de Medicina Natural, Medicina Alternativa, Medicina Holistica, Terapia Natural, Terapias Alternativas, Terapias parasanitarias, Naturoterapia, Terapias Blandas, terapias independientes, Técnicas Sanitarias Naturales, Alternativas etc.... términos que, por un lado, están favoreciendo la más rápida sistematización de la Naturopatía ya que sintomatizan el hecho de un cambio de paradigma en la concepción de la salud.

[16]Término que he estado utilizando, como profesor de Naturopatía, desde al año 1991 y que he propuesto en la elaboración de todos los proyectos, tanto laborales como académicos de la Profesión Naturopático.

 

¿Un Naturópata es un profesional sanitario?

Según la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias en su

DISPOSICION ADICIONAL SEGUNDA DE Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias.

 

Órgano JEFATURA DEL ESTADO

  • Publicado en BOE núm. 280 de 22 de Noviembre de 2003
  • Vigencia desde 23 de Noviembre de 2003. Esta revisión vigente desde 29 de Marzo de 2014

 

TÍTULO PRELIMINAR

Normas generales

Artículo 1 Objeto y ámbito de aplicación

Esta ley regula los aspectos básicos de las profesiones sanitarias tituladas en lo que se refiere a su ejercicio por cuenta propia o ajena, a la estructura general de la formación de los profesionales, al desarrollo profesional de éstos y a su participación en la planificación y ordenación de las profesiones sanitarias. Asimismo, establece los registros de profesionales que permitan hacer efectivo los derechos de los ciudadanos respecto a las prestaciones sanitarias y la adecuada planificación de los recursos humanos del sistema de salud.

Las disposiciones de esta ley son aplicables tanto si la profesión se ejerce en los servicios sanitarios públicos como en el ámbito de la sanidad privada.

Artículo 2 Profesiones sanitarias tituladas

 

1. De conformidad con el artículo 36 de la Constitución, y a los efectos de esta ley, son profesiones sanitarias, tituladas y reguladas, aquellas cuya formación pregraduada o especializada se dirige específica y fundamentalmente a dotar a los interesados de los conocimientos, habilidades y actitudes propias de la atención de salud, y que están organizadas en colegios profesionales oficialmente reconocidos por los poderes públicos, de acuerdo con lo previsto en la normativa específicamente aplicable.

2. Las profesiones sanitarias se estructuran en los siguientes grupos:

  •       a) De nivel Licenciado: las profesiones para cuyo ejercicio habilitan los títulos de Licenciado en Medicina, en Farmacia, en Odontología y en Veterinaria y los títulos oficiales de especialista en Ciencias de la Salud para Licenciados a que se refiere el título II de esta ley.
  •  
  •       b) De nivel Diplomado: las profesiones para cuyo ejercicio habilitan los títulos de Diplomado en Enfermería, en Fisioterapia, en Terapia Ocupacional, en Podología, en Óptica y Optometría, en Logopedia y en Nutrición Humana y Dietética y los títulos oficiales de especialista en Ciencias de la Salud para tales Diplomados a que se refiere el título II de esta ley.

3. Cuando así resulte necesario, por las características de la actividad, para mejorar la eficacia de los servicios sanitarios o para adecuar la estructura preventiva o asistencial al progreso científico y tecnológico, se podrá declarar formalmente el carácter de profesión sanitaria, titulada y regulada, de una determinada actividad no prevista en el apartado anterior, mediante norma con rango de ley.

Conforme a lo establecido en la Ley 10/1986, de 17 de marzo, sobre odontólogos y otros profesionales relacionados con la salud dental, tienen carácter de profesión sanitaria la de protésico dental y la de higienista dental.

4. En las normas a que se refiere el apartado 3, se establecerán los procedimientos para que el Ministerio de Sanidad y Consumo expida, cuando ello resulte necesario, una certificación acreditativa que habilite para el ejercicio profesional de los interesados.

 

REAL DECRETO 1001/2002, de 27 de septiembre,

Por el que se aprueban los Estatutos Generales del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas.

Son funciones de los fisioterapeutas, entre otras, el establecimiento y la aplicación de cuantos medios físicos puedan ser utilizados con efectos terapéuticos en los tratamientos que se prestan a los usuarios de todas las especialidades de medicina y cirugía donde sea necesaria la aplicación de dichos medios, entendiéndose por medios físicos: la electricidad, el calor, el frío,  el masaje, el agua, el aire, el movimiento, la luz y los ejercicios terapéuticos con técnicas especiales, entre otras, en cardio-respiratorio, ortopedia, coronarias, lesiones neurológicas, ejercicios maternales pre y postparto, y la realización de actos y tratamientos de masaje, osteopatía, quiropraxia, técnicas terapéuticas reflejas y demás terapias manuales específicas, alternativas o complementarias afines al campo de competencia de la fisioterapia que puedan utilizarse en el tratamiento de usuarios.

Estas funciones se desempeñan, entre otras, en instituciones sanitarias, centros docentes, centros de servicios sociales, instituciones deportivas, consultorios de fisioterapia, centros de rehabilitación y recuperación funcional, gimnasios, balnearios, centros geriátricos, centros educativos y de educación especial e integración, y domicilios de los usuarios.

TENACAT: SENTENCIA QUE GANARON LOS FISIOTERAPEUTAS INTERPUESTAS PORTENACAT

 

Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 5ª).Sentencia de 2 diciembre 2009 JUR\2009\496293 EDUCACION-ENSEÑANZA: Enseñanzas universitarias: titulaciones: Orden CIN/2135/2008, de 3 de julio, de la Ministra de Ciencia e Innovación, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta:

Competencias que han de adquirir los estudiantes de Fisioterapia: atribución de competencias exclusivas y excluyentes en perjuicio de otros profesionales parasanitarios: examen: impugnación improcedente: nulidad improcedente. Jurisdicción: Contencioso-Administrativa Recurso contencioso-administrativo núm. 852/2008

Ponente: Excmo. Sr. José maría gil Sáez SENTENCIA Madrid, a dos de diciembre de dos mil nueve. VISTO por la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional el recurso contencioso administrativo número 852/2008, promovido por la Federación de Asociaciones de Profesionales de las Terapias Naturales de Cataluña, representada por el Procurador de los Tribunales Don Juan Antonio Fernández Múgica, contra la Orden CIN/2135/2008, de 3 de julio, de la Ministra de Ciencia e Innovación, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta, habiendo sido parte en autos la Administración demandada, representada por el Abogado del Estado; cuantía indeterminada.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por Orden CIN/2135/2008, de 3 de julio, de la Ministra de Ciencia e Innovación, se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta.

Contra dicha Orden se interpone el recurso jurisdiccional ante esta Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

SEGUNDO.- Interpuesto recurso contencioso-administrativo y turnado a esta Sección, fue admitido a trámite, reclamándose el expediente, para, una vez recibido, emplazar a la parte actora a fin de que formalizara la demanda, lo que cumplimentó en un escrito en el que, tras exponer los hechos y los fundamentos de derecho que consideró oportunos, terminó suplicando una sentencia "por la que declarando haber lugar a estimar el presente recurso, declare que la Orden Ministerial impugnada no se ajusta a Derecho al arrogar para los Diplomados en Fisioterapia, funciones o competencias exclusivas y excluyentes en perjuicio de los profesionales parasanitarios que practican las denominadas "medicinas complementarias o alternativas" o "terapias naturales", como son los osteópatas y quiroprácticos, así como la declaración de las materias denominadas "osteopatía" y "quiropraxia" no excluyen su estudio ni práctica por profesionales parasanitarios, en el marco legal en que la actividad de estos se desenvuelve".

Dado traslado al Abogado del Estado para que contestara la demanda, así lo hizo en escrito en el que, tras consignar los hechos y los fundamentos de derecho que estimó convenientes, terminó suplicando una sentencia "por la que se desestime el recurso confirmando el acto administrativo, con expresa Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 5ª).Sentencia de 2 diciembre 2009JUR\2009\49629319 de febrero de 2010 © Thomson Aranzadi 1condena en costas a la parte actora".

A continuación se concedió a las partes, sucesivamente, el plazo de diez días para que presentaran escrito de conclusiones, lo que efectuaron ratificándose en sus respectivas pretensiones. Concluso el procedimiento, se señaló para votación y fallo el día 1 de diciembre de 2009, en que así tuvo lugar. VISTOS los artículos legales citados por las partes y demás de general y pertinente aplicación, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. JOSE MARIA GIL SAEZ, Magistrado de la Sección.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

El recurso contencioso-administrativo se ha interpuesto contra la Orden CIN/2135/2008, de 3 de julio, de la Ministra de Ciencia e Innovación, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta. La entidad actora pretende en su demanda la declaración de no ser ajustada a derecho la Orden impugnada al estimar arroga para los Diplomados en Fisioterapia, funciones o competencias exclusivas y excluyentes de las que pueden realizar los profesionales parasanitarios que practican las denominadas "medicina complementaria o alternativa" o "terapia natural" como son, en concreto, los osteópatas y los quiroprácticos, e insta la declaración de la situación jurídica individualizada consistente en que las materias denominadas "osteopatía" y "quiropraxia" no excluyen su estudio ni práctica por profesionales parasanitarios.

En concreto, hace referencia a que precitada Orden CIN 2135/2008, incluye entre las materias de "Formación específica" y como "Métodos específicos de intervención en Fisioterapia": "Comprender y realizar los métodos y técnicas específicos al aparato locomotor (incluyendo terapias manuales, terapias manipulativas articulares, osteopatía y quiropraxia) a los procesos neurológicos, al aparato respiratorio, al sistema cardiocirculatorio y a las alteraciones de la estática y la dinámica. Métodos y técnicas específicas que tengan en cuenta las implicaciones de la ortopedia en la fisioterapia, técnicas terapéuticas reflejas, así como otros métodos y técnicas alternativas y/o complementarias cuya seguridad y eficacia esté demostrada según el estado de desarrollo de la ciencia", implica una arrogación para la profesión de Fisioterapeuta de materias parasanitarias, como son la osteopatía y la quiropraxia, como si fueran competencias exclusivas de los Diplomados en Fisioterapia. Añadiendo que, tanto la osteopatía como la quiropraxia ha sido reconocidas por la Organización Mundial de la Salud como medicinas complementarias o alternativas. Su ejercicio profesional está sujeto a las Normas del Impuesto de Actividades Económicas, y en el ámbito territorial de Cataluña, las denominadas "terapias naturales" se encuentran reguladas por el Decreto 31/2007, de 30 de enero, por el que se regulan las condiciones para el ejercicio de determinadas terapias naturales, en cuyo artículo 1, extiende su ámbito regulador, en Cataluña, en su apartado f) a la "Osteopatía" y en el apartado k) al "Quiromasaje".

Por la Abogacía del Estado formula oposición sosteniendo la conformidad a Derecho de la Orden impugnada, al estimar que las alegaciones efectuadas por la parte actora son de carácter subjetivo, la Orden pretende regular los requisitos y condiciones para acceder a una determinada titulación cuya competencia reguladora se incardina en la Administración, en aras a la función de control de la actividad sanitaria.

SEGUNDO

Esta misma Sección ya se ha pronunciado con anterioridad frente a recursos dirigidos contra la misma Orden CIN 2135/2008, de 3 de julio, así como contra las Ordenes CIN/2134/2008, de 3 de julio, de la Ministra de Ciencia e Innovación, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Enfermero, y la Orden CIN/2137/2008, de 3 de julio, por la que establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Farmacéutico, en sentencias de once de noviembre de dos mil nueve, recurso 516/2008 , sentencia de treinta de septiembre de dos mil nueve, recurso 855/2008 y sentencia de 23 de septiembre pasado, recurso 853/2008 ; siendo muchos de los argumentos de fondo allí desarrollados plenamente aplicables al supuesto de autos.

Como decíamos en las precitadas sentencias, La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, contiene los aspectos básicos de las profesiones sanitarias tituladas. Así, a los Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 5ª).Sentencia de 2 diciembre 2009JUR\2009\496293 19 de febrero de 2010 © Thomson Aranzadi 2efectos del presente proceso el artículo 2, bajo la rúbrica de "profesiones sanitarias tituladas", en el grupo "de nivel de Diplomado", recoge, entre otras, la de "Fisioterapia".

El artículo 7 de la citada Ley, en el apartado 2, dispone que, "sin perjuicio de las funciones que, de acuerdo con su titulación y competencia específica corresponda desarrollar a cada profesional sanitario, ni de las que puedan desarrollar otros profesionales, son funciones de cada una de las profesiones sanitarias de nivel Diplomado las siguientes:

b) Fisioterapeutas: corresponde a los Diplomados universitarios en Fisioterapia la prestación de los cuidados propios de su disciplina, a través de tratamientos con medios y agentes físicos, dirigidos a la recuperación y rehabilitación de personas con disfunciones o discapacidades somáticas, así como a la prevención de las mismas.

En desarrollo de estos preceptos legales, el ejercicio de la profesión de fisioterapeuta, regulada en la Orden impugnada, de acuerdo con el apartado 9 del artículo 12 del Real Decreto 1.393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, requiere la posesión del correspondiente título oficial de Grado, obtenido conforme a las condiciones fijadas por el Gobierno en el Acuerdo del Consejo de Ministros de 8 de febrero de 2008.

Este Acuerdo, en su apartado 4, encomienda al titular del Departamento correspondiente precisar los requisitos respecto a los objetivos del título y la planificación de las enseñanzas, lo que, para los Fisioterapeutas ha realizado la Orden impugnada, que, en el artículo 5 , relativo a la "planificación de las enseñanzas", indica que "el plan de estudios deberá incluir como mínimo" una serie de módulos, entre los que se encuentra el de "Métodos específicos de intervención en Fisioterapia", con el siguiente contenido, referido a las "competencias que deben adquirirse": "Comprender y realizar los métodos y técnicas específicos al aparato locomotor (incluyendo terapias manuales, terapias manipulativas articulares, osteopatía y quiropraxia) a los procesos neurológicos, al aparato respiratorio, al sistema cardiocirculatorio y a las alteraciones de la estática y la dinámica. Métodos y técnicas específicas que tengan en cuenta las implicaciones de la ortopedia en la fisioterapia, técnicas terapéuticas reflejas, así como otros métodos y técnicas alternativas y/o complementarias cuya seguridad y eficacia esté demostrada según el estado de desarrollo de la ciencia".

TERCERO

A la luz de estos preceptos normativos, la Orden CIN 2135/2008 impugnada, como señala su exposición de motivos, tiene por objeto determinar "los requisitos a los que deberán adecuarse los planes de estudios conducentes a la obtención de los títulos de Grado, que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta, que hayan de presentar las Universidades para su verificación por el Consejo de Universidades". Es decir, se fijan con carácter general las materias que han de recoger los planes universitarios para conseguir los respectivos títulos.

 Ahora bien, como se afirma en la Sentencia de esta Sección de 16 de septiembre de 2009 –recurso contencioso-administrativo número 713/2008 -, las previsiones de este tipo de Órdenes han de "rellenarse con los pertinentes planes de estudio aprobados por las Universidades, a cuyo desarrollo habrá que esperar para determinar, a la vista de su contenido y posterior ejercicio de la actividad, si la misma invade o no competencias atribuidas" a los distintos profesionales en sanidad, "sin olvidar que en las distintas profesionales sanitarias convergen una serie de funciones semejantes y muchas veces idénticas, de las que no es posible sustraer todas o algunas de ellas sin riesgo a dejar sin contenido alguna de estas profesiones y, paralelamente, las materias objeto de estudio para obtener las titulaciones han de coincidir plenamente algunas y otras parcialmente al ser contemplada la disciplina bajo otro punto de vista científico o práctico".

 Teniendo presentes estas ideas, en línea con la argumentación sostenida en la referida Sentencia, hay que advertir que la Orden impugnada engloba la "osteopatía" y la "quiropraxia" como alguno de los métodos específicos de intervención de la Fisioterapia, pero que se engloban como parcelas de los distintos métodos y prácticas referidos al aparato locomotor, es decir, estos métodos o técnicas se configuran como elementos parciales de un conocimiento más global de los métodos y técnicas del aparato locomotor, que comprenden otras modalidades, aparte de las indicadas por la parte actora, tales como la terapias manuales, terapias manipulativas articulares, y se extiende a otros aspectos, como los procesos neurológicos, el aparato respiratorio, el sistema cardiocirculatorio y alteraciones de la estática y la dinámica, y comprende métodos y técnicas alternativas y/o complementarias que tengan en cuenta las implicaciones de la ortopedia en la fisioterapia, técnicas terapéuticas reflejas y cualesquiera otras cuya seguridad y eficacia este demostrada según el desarrollo de la ciencia; de donde se desprende que el Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 5ª).Sentencia de 2 diciembre 2009JUR\2009\496293  19 de febrero de 2010 © Thomson Aranzadi 3conocimiento a impartir en materia de fisioterapia es mucho más extenso que el concreto contenido de la osteopatía y quiropraxia, ejercido por los parasanitarios.

En su consecuencia, entre las competencias que deben adquirirse para obtener el título de fisioterapeuta, se exige el conocimiento de datos esenciales, pero, básicos, de los métodos y técnicas de osteopatía y quiropraxia, pero su catálogo de conocimiento se extienden a parcelas y materias distintas y más extensas que las exclusivamente referidas a esta concreta parcela de la actividad en materia de salud.

Una cosa es que la titulación exija adquirir aspectos básicos de disciplinas conexas, como hace la Orden, y otra la reserva total y absoluta de esas disciplinas a quienes principalmente se dedican a ellas, como parece pretender la demandante. Máxime, como decíamos en la sentencia de 23 de septiembre de 2009, cuando los profesionales cuya representación ostenta la recurrente no están amparados por una titulación semejante a la de los fisioterapeutas a nivel nacional e integrados en el sistema de salud, regulado estatalmente, tal y como dimana de la Orden impugnada, pues, simplemente tienen un reconocimiento fiscal, y en el ámbito competencial de la Comunidad Autónoma a la que pertenecen.

Estos profesionales ejercen una actividad para la que no se exige titulación, y, por supuesto, la misma no está incluida en el sistema nacional de salud, sin perjuicio que exista un reconocimiento a efectos fiscales en el Catálogo Nacional de Actividades (CNA), epígrafe 944, servicios de Naturopatía, acupuntura y parasanitarios, por lo que falta el elemento de comparación necesario y determina que no pueda sostenerse con un mínimo de rigor que la Orden impugnada invada competencia alguna de una profesión no regulada a estos efectos o que se arrogue competencias que son propias del ejercicio de las terapias alternativas, como la osteopatía o quiropraxia, cuando su ámbito de actuación profesional, del contenido normativo de la orden impugnada, se desprende que los métodos específicos de intervención en Fisioterapia abarca métodos y técnicas más amplias y extensas que las concretas que son el ámbito de actuación de los profesionales integrados en la federación recurrente. Y sin que jurídicamente sea admisible una pretensión de no exclusividad del ejercicio de una determinada actividad, cuando quien formula esta pretensión carece de regulación y/o control administrativo, que le confiera título jurídico para fundamentar la misma.

CUARTO

De lo expuesto se deduce la desestimación del recurso contencioso-administrativo interpuesto, sin que, por lo que se refiere a las costas, a tenor de lo dispuesto en el artículo 139 de la Ley 29/1998, de 13 de julio , reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, se estimen méritos para hacer expresa imposición a alguna de las partes procesales.

POR TODO LO EXPUESTO

FALLAMOS

Que desestimando el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Federación de Asociaciones de Profesionales de las Terapias Naturales de Cataluña, representada por el Procurador de los Tribunales Don Juan Antonio Fernández Múgica, contra la Orden CIN/2135/2008, de 3 de julio, de la Ministra de Ciencia e Innovación, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta; debemos declarar y declaramos la conformidad a Derecho de la precitada Orden, en los concretos extremos examinados. Sin hacer expresa imposición de costas.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia, en la forma acostumbrada,

En Madrid, 2009, de todo lo cual yo, el Secretario Judicial, doy fe.

Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 5ª).Sentencia de 2 diciembre 2009JUR\2009\496293

19 de febrero de 2010 © Thomson Aranzadi

 

 

¿Cuál es la diferencia entre la OCN FENACO y otras entidades?

La Organización Colegial Naturopática FENACO nace en 1984 con vocación colegial. Entre sus fines cuenta con la regulación de la Naturopatía como profesión, única y exclusivamente. Toda asociación que defienda esos fines y abandone el acto "terapeútico" ( acto médico), tiene cabida dentro de nuestra organización. La Naturopatía no es una seudociencia, ni tiene complejo de inferioridad para usar terminología propia de otras profesiones. La Naturopatía tiene su propia terminología y orgullosamente reclama su identidad como ciencia de la salud.

¿Si yo he cursado alguna técnica que no es Naturopatía propiamente dicha, podría colegiarme en la OCN FENACO?

La Organización Colegial Naturopática FENACO pretende reunir a todos los profesionales del sector de la Técnicas Naturales de Salud y hacer que entiendan que están dentro de esta gran profesión llamada NATUROPATÍA. Todos tenemos cabida por que la función de un buen Naturópata es estar continuamente formándose y nos parece interesante que los nuevos Naturópatas se formen convenientemente con un criterio científico y con una formación de calidad. Cuando se eleva el nivel cultural y la formación es exquisita, el público que asiste a nuestras consultas vuelve y todos estamos haciendo un buen papel socialmente. La Naturopatía es el gran paraguas que abarca todas las Técnicas Naturales de Salud.

¿La Naturopatía está regulada? ¿Se puede trabajar tranquilamente siendo Naturópata?

La Naturopatía está legalizada oficialmente por el Ministerio de Hacienda desde 1990, que tiene registrada nuestra actividad en el IAE desde esta fecha y, por ello, se reconocen nuestro deber de pagar tributos a la comunidad y por tanto, el Naturópata se encuentra dentro de la legalidad vigente.

La regulación académica es un proceso pendiente de alcanzar, que, como en otras profesiones, psicólogos, podólogos, por ejemplo, requiere de un tiempo y de dar a las instituciones una certeza y seguridad de que nuestro trabajo está bien contrastado y es científico y adecuado para la sociedad. Por esta razón, es muy necesaria la formación de calidad exquisita  de la Naturopatía.

La Organización Colegial Naturopática cuenta con un curriculum formativo de gran calidad que intenta adaptar al sector, teniendo en cuenta la disparidad de aprendizajes y formaciones que encontramos en el ámbito de las Técnicas Naturales de Salud.

Hoy por hoy, en España la Naturopatía se encuentra legalizada, ya que se puede trabajar como autónomo por cuenta propia y como laborar por cuenta ajena. Los epígrafes fiscales a los  que los Naturópatas están sujeto son el 841 y el 944. Por esta razón la Naturopatía es la profesión que maneja los Métodos Naturales de Salud y su ejercicio está legalizado.

 

¿Los Naturópatas estamos obligados a pagar IVA?

Tras años de solicitar a la Admistración las rebajas del sistema impositivo del Impuesto sobre el Valor Añadido IVA a las consultas profesionales de Naturopatía, dado que las personas que usan nuestras prestaciones no lo hacen por lujo, ni por placer, y dado que trabajamos en el ámbito de la salud de las personas, nos han respondido reconociendo nuestra profesión como tal: LA NATUROPATÍA y recogiendo en este documento oficial que se adjunta debajo que la naturopatia no es una profesion sanitaria, por lo cual no estamos exentos de IVA como otras profesiones que sí lo son. No obstante, se nos hace un reconocimiento oficial por parte del Ministerio de Hacienda, de ahí la gran importancia de este documento por el que se hace una distinción entre personal sanitario y no sanitario. Adjuntamos el documento oficial por el cual se reconoce nuestra profesión totalmente legalizada y delimitada en sus funciones no sanitarias. 



¿Hay algún programa oficial de estudios de Naturopatía?

La Organización Colegial Naturopática, en su intención de conseguir la oficilidad de los estudios de Naturopatía ha presentado en reiteradas ocasiones al Ministerio de Educación los estudios universitarios según los criterios oficiales. 

En este enlace se puden ver las propuestas reglamentadas por La Organización Colegial Naturopática: http://www.naturopatiafenaco.com/servicios/formacion/ensenanzas-de-naturopatia-acreditadas

Actualmente se han presentado en el INCUAL cinco cualificaciones profesionales de Naturopatía y están a la espera de su aprobación por el Ministerio de Sanidad.

A nivel internacional existe una propuesta de estudios en cuanto a la formación en Naturopatía por la OMS que adjuntamos:



 

 

 

 

Comentarios:

Acceso Colegiados FENACO

Vídeo Destacado

Somos miembros de la Federación Mundial de Naturopatía WNF

Red de Centros Homologados

Eventos Naturopáticos

Banco Sabadell

Naturópatas Colegiados

Suscribirse

Naturópatas Colegiados

Calendario Eventos

Siguenos en Facebook

Síguenos en Twitter